AZÚCAR AMARGA

Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y la agrupación HIJOS rechazaron hoy la campaña mediática que realiza el Ingenio Ledesma a favor de su dueño, Carlos Pedro Blaquier, con la que pretenden “instalar el miedo”  entre los testigos en el juicio de lesa humanidad que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 2 en Jujuy.

Blaquier está vinculado a hechos como detenciones ilegales, homicidios, tortura y otros vejámenes en la causa “Arédez, Luis y otros” y en la conocida como la Noche del Apagón, cuando entre los días 20 y 27 de julio de 1976, detuvieron a 400 personas, 35 de las cuales están desaparecidas.

Inés Peña, titular de la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy dijo esta tarde en conferencia de prensa realizada en la sede del INAI que “la estrategia de Ledesma es imponer el miedo para qué los testigos se callen” en el juicio.

 “La lucha no tiene marcha atrás, vamos a seguir adelante”, sostuvo Peña, junto con Eva Arroyo, de la agrupación HIJOS, siendo acompañadas por Oscar Alfaro, hermano de Luis Alfaro, uno de los detenidos en Ledesma, quien declaró el lunes último en el juzgado, señalando que lo llevaron en una camioneta de la empresa Ledesma.

El abogado querellante en la causa Julio Alvarez García, Ariel Ruarte, dijo que presentaron ante el Juez Federal subrogante 2, Fernando Poviña, un habeas corpus colectivo en procura de buscar protección de todos los testigos que van a declarar en el juicio.

Las organizaciones denunciaron que en Libertador, la empresa convocó a vecinos para realizar marchas y un abrazo al establecimiento azucarero, a la que concurrieron por temor a que los familiares “se queden sin trabajo”.

También recordaron que hace dos semanas, desapareció de la entrada al complejo industrial el cartel identificatorio  que señalaba que en el lugar funcionó un centro clandestino de detención.

Peña señaló que lo que procura la entidad que preside es “tranquilidad durante el proceso del juicios para que los testigos puedan declarar sin tener presiones”, señalando que seguramente van a tener una inmediata respuesta del magistrado.

Una de las últimas intimidaciones que hubo contra testigos en las causas vinculadas a Blaquier fue la amenaza que padeció la hija de un ex directivo del sindicato de Ledesma, Hugo Condorí, en Libertador General San Martín.

A Cristina Condorí la interceptó un motociclista en Libertador y le dijo “decile a tu viejo que se deje de joder contra Ledesma, que los vamos a hacer pelota… y a  vos también”. Un nieto de Condorí ya había sufrido un intento de secuestro en junio último.