AUMENTO DEL SUBTE: HACEN LUGAR A AMPARO

“El juez Pablo Mantaras, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 3, hizo lugar al amparo presentado por el diputado Alejandro Bodart  (MST-Proyecto Sur), y suspendió el aumento de la tarifa  del subte que  se pretendía imponer desde mañana.

En su amparo, Bodart había solicitado la suspensión del aumento y la realización de una auditoría integral de costos. En su resolución, el juez Mantaras ordena al Gobierno de la Ciudad a que “suspenda la entrada en vigencia de la Resolución 1798/SBASE/13” y que “en el plazo de dos días acompañe un informe del cual resulten los antecedentes que motivaron el dictado” del aumento.

Representantes de asociaciones de defensa del consumidor calificaron que el aumento de la tarifa del subte, que regirá a partir de mañana, como “injustificado” y aseguraron que provocará “un perjuicio general” del transporte público en la ciudad de Buenos Aires porque muchos usuarios se van a pasar al servicio de colectivos.

“El principal impacto, al margen de lo que representa para el presupuesto familiar un aumento desmedido e injustificado de esta magnitud, será el perjuicio general de viajar en la Capital Federal”, señaló Sandra Merlo, secretaria del Instituto de Defensa del Usuario y Consumidor (Inducam).

Merlo además opinó que “va a expulsar del subte a todo aquel que no pueda abonar la nueva tarifa que se va a volcar al servicio del colectivo subsidiado por el gobierno nacional”.

También rechazó que se va “viajar más cómodo en subte, como dijo (Mauricio) Macri”, ya que eso ocurrirá “sólo para aquellos que puedan pagar la tarifa; el resto irá amontonada en colectivo”.

 “Es una clara política expulsiva, no inclusiva”, remarcó sobre la gestión de la administración macrista del transporte en la Ciudad.

Por último, Merlo informó que “estamos impulsando entre distintas asociaciones un proyecto para sacar cuanto menos una tarifa social, donde se prevean los casos de las personas que afrontar el aumento, como por ejemplo quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) y los estudiantes”.

Por su parte, Ernesto Alfieri, presidente de la filial Buenos Aires de Lideco, sostuvo que el impacto de la suba será “una menor afluencia de pasajeros”.

“Cuando el año pasado la tarifa aumentó de 1,10 a 2,50 pesos la afluencia cayó un 25 por ciento y ahora se estima que disminuirá un 40 por ciento. Cuando llegué a 6 pesos (como dice la administración macrista que debería costar) se va a quedar sin pasajeros”, dijo Alfieri. Además consideró “ridículo” que la tarifa social del subte para los jubilados sólo rija hasta las 16.

La suba de la tarifa del subte representará una suba del 40% con respecto a los $ 2,50 actuales, y un acumulado del 218% desde enero de 2012, cuando el gobierno porteño para aceptar el traspaso del servicio -del que luego no se hizo cargo pese a firmar un acta acuerdo- decidió incrementar la tarifa, que entonces era de 1,10 pesos.