LOS SIN TECHO DEL BICENTENARIO

El número de hombres,  mujeres y niños que viven en las calles de la ciudad de Buenos Aires, se incrementa cada año más. Muchas de estas personas que están en situación de calle o sin techo, llegan del interior del país, expulsados de su lugar de origen a causa del vertiginoso avance de la siembra de soja,  la avidez de tierras y la escasa ocupación de mano de obra que este cultivo requiere. Pierden todo y llegan a la “mágica” Ciudad, intentando rehacer sus vidas en una Buenos Aires que promete todo pero no da nada.

Expulsados hasta de sus propios sueños, se resguardan del calor y del frío, como pueden. En los recovecos de las plazas o en refugios de madera o cartón, los que tienen suerte. Lo que no, se conforman con dormir en las puertas de los edificios públicos, tapados con cartones de ocasión.

Según un relevamiento publicado por el Gobierno porteño, en el año 2006  había casi 800 personas en situación de calle en nuestra Ciudad; hoy en día la cifra alcanza a las 1400 personas. El 75%  de ellos, son hombres entre 40 y 59 años.

La organización Médicos del Mundo, habla de cifras diametralmente opuestas: la gente en situación de calle en Buenos Aires alcanza por estos días la cifra de 11.000 personas, 3000 de los cuales son menores de 16 años.

Según el informe del Ministerio de Desarrollo Social porteño, el 67% de las personas en situación de calle se ubica entre el macrocentro y algunos barrios aledaños: Recoleta, Retiro, Balvanera, San Cristóbal, Almagro, Parque Patricios, San Nicolás, Montserrat, Constitución y Barracas.

Proyecto de Ley

A propósito de estas estádisticas, se desarrolló esta tarde en el Salón Presidente Perón del Palacio Legislativo Porteño el acto de presentación del Proyecto de Ley de “Protección y Restitución de los Derechos de las Personas en Situación de Calle y en Riesgo a la situación de calle”, impulsado por los colectivos de organizaciones sociales “Proyecto7” y “La Red” y tomado por diputadas y diputados de la Ciudad para ser debatido por el Cuerpo.

El acto, organizado por la diputada Laura García González Tuñón, contó con la  participaron los legisladores de Proyecto Sur, María América González y Rafael Gentili, junto a las diputadas Rocío Sánchez Andía (CC) Presidenta de la Comisión de Vivienda de la Legislatura, y María José Lubertino Beltrán (Encuentro Popular para la Victoria), todos firmantes de la iniciativa parlamentaria. También estuvo presente la Diputada Nacional Liliana Parada, quien fue impulsora conjuntamente con las organizaciones sociales que se nuclearon en “Proyecto7” y “La Red”, como explicaron algunos integrantes de las mismas que estuvieron esta tarde coordinando el evento.

“Este proyecto lo firmamos algunos diputados de distintos bloques para que se pueda tratar, pero con la idea de que salga y que lo votemos los 60 diputados. No queremos que se partidice. Queremos empezar a trabajar para que no haya tantas personas en la calle. Si se aprueba la ley también después tenemos que hacer que se cumpla”, dijo la diputada García Tuñón. El resto de los ediles hicieron  uso de la palabra  al igual que los representantes de las organizaciones presentes, entre ellas, Arte sin techo y la Coordinadora de Jubilados y Pensionados. También hablaron vecinos que participan en ollas populares y trabajan con personas que están en situación de calle para modificar sus condiciones de vida, visibilizarlos, hacer valer sus derechos y alentar su salida de esa situación.

¿Que propone esta Ley?

Esta iniciativa tiene por objeto: “Restituir los derechos consagrados constitucionalmente y su posterior garantía de continuidad respecto de las personas en situación de calle” y “proteger integralmente los derechos respecto de las personas en riesgo a la situación de calle”. Se consideran personas en situación de calle “a los hombres y/o mujeres adultos/as y/o grupo familiar, sin distinción de género y/u origen, que padezcan al menos una de las siguientes situaciones:  I. Que habiten en la calle o en espacios públicos sin acceso a la red de albergues;  II. Que habiten de modo permanente en el espacio público y que utilicen la red de alojamiento nocturno (paradores, etc.)”. En tanto, se consideran “personas en riesgo a la situación de calle a los hombres y/o mujeres adultos y/o grupo familiar, sin distinción de género y/u origen, que padezcan al menos una de las siguientes situaciones:  I. Que se encuentren en instituciones (penales, médicas, de menores, etc.) de las cuales egresarán en un tiempo determinado; II. Que se encuentren sujetos a un régimen de tenencia insegura de la vivienda (sin carácter legal);  III. Que se encuentren bajo amenaza de desalojo; IV. Que habiten en estructuras temporales y no convencionales, viviendas inadecuadas y/o hacinadas”.