AMPARO CONTRA EL GOBIERNO PORTEÑO

El legislador porteño Fernando Muñoz (Liberación-FPV) presentó un amparo contra el Ministerio de Salud porteño por no informar los índices de tuberculosis y las políticas que se llevan adelante para controlar esta enfermedad infecciosa ya que “mientras que en el resto de las provincias la incidencia descendió un 25% en la última década, en la Capital Federal la tasa es un 50% más alta”, detalló el diputado porteño.
“El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha desfinanciado el sistema público de salud. En la ciudad más rica de la Argentina, los hospitales y centros de salud comunitarios están cada vez peor”, destacó el legislador.
Muñoz aseguró además que en los ’90, “el país volvió a hablar de tuberculosis, con índices que ofendían la tradición sanitaria del siglo pasado, progresivamente, la Nación fue reduciendo la enfermedad, pero desde que el macrismo se hizo cargo de la Ciudad no hace más que replicar la política de abandono”
“En 1990, la tasa de tuberculosis a nivel nacional era de 37,5 por 100.000 y en la Ciudad, 26,5; en 2012, el índice nacional fue de 22 por 100 mil, y en la Ciudad, de 34”, dijo el legislador porteño.
Muñoz detalló, además, que “si en el país hay 22 casos cada 100 mil habitantes, en la Ciudad la tasa es un 50% mayor. Y en los barrios del sur, donde se reúnen las comunas 4 y 8, los índices son comparables a las regiones más pobres del planeta, con 144,4 casos cada 100 mil habitantes”
El diputado puntualizó que en uno de los pocos documentos oficiales donde la Ciudad trata la distribución demográfica de la enfermedad “confirma la desigualdad norte-sur propia del territorio porteño”.
En ese documento del 2012, “se analiza los casos tratados en los Centros de Salud Comunitaria (CESAC) y, mientras en la Región Sanitaria IV (Norte) se notificaron 88 casos de tuberculosis, en la II (Sur) fueron 620”.
“Los jefes de los servicios médicos del Hospital Piñero vienen denunciando hace más de dos años que los índices de tuberculosis están descontrolados, con tasas cuatro veces más altas que el resto de la ciudad”, indicó Muñoz.
Ese hospital “es el centro de salud porteño que recibe la mayor demanda pediátrica en el área con mayor tasa de tuberculosis pediátrica de la Argentina. Pese a este contexto, los Consultorios Externos de Pediatría, el sector donde justamente se recibe y se lidia cotidianamente con esta problemática, están destruidos”.
“Desde el año 2008, el macrismo mantiene sin ejecutar la licitación pública Nº1296/SIGAF, aprobada para la refacción integral de estos consultorios”, consignó.
Muñoz destacó que a raíz de este panorama pidió al Ejecutivo porteño que brinde información sobre como se tratan los casos de tuberculosis en la Ciudad pero al no obtener respuesta presentó un recurso de amparo.