AGENDA CULTURAL

Papá querido
La obra “Papá querido”, de Aída Bortnik, será ofrecida dentro del ciclo de radioteatro para ver en homenaje a Teatro Abierto, el próximo martes a las 19, con entrada libre y gratuita, en la sala Orestes Caviglia del Teatro Nacional Cervantes, en la calle Libertad 815.
En versión de Víctor Agú y Sebastián Pozzi y con actuaciones de Nora Cárpena, Aldo Pastur, Horacio Roca y Beatriz Spelzini, con relatos de Luciana Ulrich y dirección de Luis Agustoni, se verá los martes en el mismo horario hasta el 5 de julio.
Según el investigador Alberto Wainer, “Papá querido” es una de las obras canónicas de Teatro Abierto, ya que posee “una mirada crítica distinta a la de la mayoría del repertorio de esa gesta político/ teatral (…) Los frontales conflictos de los cuatro hermanos, que no se conocen hasta el día del velorio de su padre, remiten a otra disfuncionalidad estructural tan abstracta como la idea de una sociedad ingenua, en la que por ser todos culpables, todos resultan inocentes.”
El ciclo continuará hasta fin de año con dirección general de Víctor Agú, efectos en sala de Sebastián Pozzi, asistencia de dirección de Rodrigo Colo Pi Garau y Federico Gómez Bac y producción del TNC de Alicia Briel, del área de Extensión Cultural.
Rap Francés
Una de las bandas más populares de rap francés, Saian Supa Crew, realizara hoy su primer concierto en la Argentina, en la sala porteña Palermo Club, en el marco de su gira latinoamericana.
El encuentro, que comenzará a las 19 en el salón de la calle Borges 2450, contará con la participación de los exponentes locales Antú Marinao y Germán Campo, al frente de Kraneando Actividad; el proyecto de Nicolás Novo, Lordencih; y el grupo La Cofradía.
Saian Supa Crew, nombre que alude a la saga japonesa Dragon Ball Z, surge de la unión de los grupos OFX, (integrado por KLR, Vicelow y Feniski), Simple Spirit (Sir Samuel y Slu The Mic Buddha) y Explicit Samourai (Specta y Leeroy Kesiah), que coincidieron a principios de la década de los 90 en un estudio de grabación.
Las temáticas de la banda, que ostenta siete trabajos discográficos, abarcan mensajes en contra de la violencia, el racismo, así como también historias de amor y referencias humorísticas.
Con influencias de artistas como Afu-Ra, Rahzel o los Wu-Tang Clan, el sonido de Saian Supa Crew recupera elementos de distintos géneros musicales como el funk, jazz, reggae y hip hop y lo que los destacó: su particular estilo que combina rap, beatbox y vocal scratch.
El corazón del bosque
Omar Saravia es el adaptador, director y coreógrafo de “El corazón del bosque”, un espectáculo para toda la familia con base en el relato homónimo de Roberto Soto, en el que un profesor se dispone, con la ayuda de un niño, a encontrar seres luminosos que habitan en un bosque cercano y se puede ver en El Vitral, Rodríguez Peña 344, los domingos a las 17.30.
La obra se desarrolla en el futuro, cuando el dúo debe enfrentarse a una bruja y a una niña que intentarán oponerse a sus planes, entre otras cosas porque el alocado científico tiene serias dificultades para comprender la tecnología.
Con música, canciones, danza, humor, actúan Natalia Conde, Claudia Finkel, Esteban Maggio y Daniel Vint Silveira más el cuerpo de baile integrado por Constanza Iaconi, Arsalam Leiva y Nicky Proietto.
El dispositivo escénico es de Igor Gopkalo, el diseño gráfico de Joel Maluenda, la producción de Claudia Díaz y la artística de Esteban Maggio.
Grotesco
La cooperativa Pasión Porteña es la responsable del grotesco “Corrientes y Esmeralda”, de Ernesto Peloso, con dirección de Héctor Cesana, definida como “la contemplación de una pintura absurda y divertida de una reunión de consorcio” y que se presenta los miércoles a las 20 en el teatro Columbia, de la avenida Corrientes 1537, en el centro porteño.
Actúan Teresa Gutiérrez, Ricardo Murad, Alejandra Tallarico, Hugo Maggi, Vittorino Feo, Ricardo Fuchs, Alicia Pizzinio,Viviana Jevschek y Anabel Fuelle, con vestuario de Mer Evequos, escenografía de Manfredo Rapino, iluminación de Agustín Coronel y asistencia de dirección de Esteban Miguel Czapos.
Según sus responsables, “nueve vecinos, personajes porteños enquistados en la historia, que conviven en un edificio antiguo y céntrico, se enfrentan a la realidad de que ese antiguo conventillo es ahora un consorcio”.