ACUERDO EFÍMERO

En la sesión de ayer de la Legislatura porteña, Juan Cabandié habló del episodio de violencia en el que se vio envuelto el martes pasado, cuando le pegó una trompada a un militante de la villa 31 que lo acusó de “traidor”.

“Algunos vinieron a buscar 5 minutos de fama, otros vinieron a buscar lugares en las listas para el año que viene” expresó y argumentó su postura a favor del pacto PRO-K que incluye una serie negocios inmobiliarios, diciendo “queremos dar un combate a la recesión económica mundial; vamos a construir 4500 viviendas, cada 1000 viviendas se generan 4000 puestos de trabajo”.

Luego de enumerar a los sectores de la oposición que estuvieron en la audiencia pública, expresó “hubo personas que agredieron, insultaron, personalizaron el discurso. Se cometieron algunas aberraciones. Una señora me dijo que me parecía al hombre que me apropió”

“No hago política como hijo de desaparecidos. No le pedí una banca a Estela. Me la ofreció Néstor Kirchner”, se sinceró y añadió que el acuerdo celebrado con el PRO, es “coyuntural y efímero”.

Finalmente, se refirió al momento del altercado con los integrantes del colectivo El Hormiguero, manifestando “Es una opereta barata decir que yo golpee”, para añadir  luego “la persona que yo empujé nunca fue kirchnerista… Me arrepiento de haberlo empujado, pero a veces muy difícil aguantar insultos de bajeza. Lamento que haya este nivel de bajeza”.