ABORTO NO PUNIBLE

Legisladores porteños debatirán mañana, en el marco de la Comisión de Salud, los proyectos vinculados a dar a la Ciudad una ley de acceso a los abortos no punibles para todas las mujeres y adolescentes cuya vida o salud corra peligro o hayan quedado embarazadas luego de una violación.

Los diputados se reunirán en el salón Perón desde las 13.30 para analizar las iniciativas presentadas, en distintas oportunidades por Gabriela Alegre y María Rachid, del Frente para la Victoria; Helio Rebot, Carmen Polledo, José Luis Acevedo, Daniel Lipovetsky y Victoria Morales Gorleri, todos del PRO, lo que evidencia una interna dentro del espacio oficial ante un tema que no logra ponerlos de acuerdo.

Para la diputada Alegre, “desde la oposición en la Legislatura creemos que la Ciudad, pionera en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos a partir de su constitución y su ley de salud sexual y reproductiva merece una normativa que garantice realmente el derecho a todas las mujeres y niñas a interrumpir el embarazo si se trata de un caso de aborto legal”.

No obstante, admitió que “el PRO venía negándose a dar la discusión desde 2008, pero ahora parece que existe voluntad, que están dispuestos a regular la cuestión, pero al día de hoy no conocemos qué van a firmar en la comisión de Salud ya que presentaron muchos proyectos”.

El texto puesto a consideración por Alegre prevé que para la realización de los abortos no punibles contemplados en los incisos primero y segundo del artículo 86 del Código Penal quede prohibida “la imposición de exigencias tales como la revisión o autorización por directivos de los efectores de salud, la intervención de comités de ética, jueces y otros operadores jurídicos”.

Por su parte, el diputado Jorge Selser, titular de la Comisión de Salud, “es importante contemplar los casos donde hay riesgo para la salud de la madre, de su vida o en el caso de un embarazo producto de una violación”.

“Es indispensable legislar teniendo en cuenta la autonomía de la mujer, garantizando los derechos de las mujeres incapaces o las niñas y establecer un marco de seguridad jurídica a la sociedad y a los efectores de salud, de esa manera garantizamos que los actores involucrados no tengan consecuencias penales, civiles y laborales”, afirmó.

El diputado Alejandro Bodart, del MST en Proyecto Sur, aseveró que “la Ciudad puede y debe ser vanguardia, estableciendo que ningún aborto sea punible”.

 “Toda mujer que decida interrumpir un embarazo no deseado debe tener derecho a hacerlo en forma segura y gratuita, sin otro requisito que su voluntad. Es su derecho democrático a decidir y también una cuestión de salud pública y de justicia social”, agregó.