5000 CHICOS FUERA DE LA ESCUELA PÚBLICA

Familiares, docentes, legisladores e integrantes de la UTE-Ctera exigieron ayer frente a la Legislatura porteña una “partida de emergencia para garantizar vacantes para los más de 5.000 chicos que quedaron afuera de la escuela pública”
“Exigimos una partida presupuestaria de emergencia para la construcción de escuelas y para poder garantizar vacantes para los niveles inicial y primario, en los que más de 5.000 chicos quedaron fuera de la escuela pública”, dijo  Guillermo Parodi, secretario adjunto de UTE.
El gremialista destacó que la falta de vacantes “no sólo afecta a esos niveles, sino también a la enseñanza media” y añadió que en el secundario “sólo hay vacantes en turnos nocturnos, pero hay muchos padres que no quieren que su hijo de 13 años vaya al colegio de noche”.
“Desde que (Mauricio) Macri asumió, el presupuesto educativo perdió un punto porcentual por año, bajando del 30 al 20 en la última década. Exigimos más presupuesto para educación y que haya lugar para todos nuestros chicos”, subrayó el dirigente.
María, una de las madres que aún no tiene vacante para su hija Juana, de tres años, contó que está “cansada de hacer reclamos y no obtener respuestas, hace años que me pasa lo mismo y ya no sabemos qué hacer”.
“Juana está escolarizada desde que es bebé para que yo pudiera trabajar, antes la mandaba a escuela privada pero ya no puedo pagarla y quiero que mi hija vaya a escuela pública. Miren la altura del año que es y todavía no consigo lugar,” contó.
Agregó además que “el sistema online es espantoso, estoy muy enojada con la gestión de Macri”, subrayó la mujer, residente en el barrio de La Boca, uno de los más afectados por la falta de vacantes.
Mónica, docente del distrito 19, también al sur de la Ciudad, criticó al macrismo ya que “nos dicen que damos educación de mala calidad, pero les pregunto de qué manera vamos a dar buena educación si no tenemos las mínimas condiciones para poder trabajar”.
“Nos llenan las aulas de chicos, no terminan de construir las escuelas, desde hace 11 años que pedimos ayuda para que arreglen las instalaciones, los baños y los comedores no funcionan, las cloacas rebalsan. No podemos enseñar así, estamos desesperados”, refirió la mujer.
El legislador por el kirchnerismo porteño y dirigente del Frente Nuevo Encuentro, José Cruz Campagnoli, subrayó que “es inadmisible que el gobierno de la Ciudad haya reducido 10 puntos el presupuesto educativo”.
“Seguimos acompañando esta lucha junto a los padres, los docentes y los chicos porque creemos que es en la calle y en las urnas donde podemos dar pelea para que la educación cambie en la Ciudad de Buenos Aires”, apuntó.
Por su parte la legisladora kirchnerista Laura Penacca afirmó que “es una vergüenza que tengamos que seguir dando esta pelea gracias a lo ‘novedoso’ del sistema de inscripciones online, que sigue dejando a miles de chicos sin vacantes”.
“Tenemos que empujar la partida de emergencia y luchar por una ley de financiamiento educativo que establezca claramente que es el Estado el que debe ocuparse de cumplir con los niveles de inversión en educación pública y garantizar ese derecho a todos los niños de la Ciudad”, remarcó.
Lorena Pokoik, también legisladora porteña por el Frente para la Victoria, sostuvo que “es muy importante seguir dando visibilidad a un conflicto que parece que el gobierno de la Ciudad no quiere ver “.
“Estamos generando medidas de acción para achicar la brecha de 5.000 pibes que se quedaron afuera de la escuela, pero lo que debemos es hacerle entender al gobierno de Macri que la educación tiene que ser una garantía, un derecho y que es fundamental pensar en los pibes, que son el futuro”, enfatizó.