40 MILLONES

Se estima que los gastos para la primera elección porteña a Juntas Comunales ascenderá a 40 millones. Es sabido el PRO pretende  unir con la de jefe de Gobierno y legisladores,  pero en fecha incierta dado que  hasta el momento Mauricio Macri no se define.

En este sentido, la oposición cree que se trata de otra estrategia del oficialismo porteño y que aún podría frenarse el calendario. Por su parte, desde  el PRO aseguran que están dispuestos al desafío que implica una elección a mitad de año que será casi un plebiscito de la gestión. Sin embargo, y de acuerdo al cronograma electoral lanzado, restan tan sólo 19 días para que se inscriban las alianzas que participarán de esa inusual votación para elegir 7 integrantes en cada una de las 15 comunas del distrito.

La intención del oficialismo era modificar la ley 3233 de convocatoria a elecciones comunales para 5 de junio venidero, pero no tuvo quórum para debatirse el jueves pasado. La Justicia porteña cerrará la presentación de listas dentro de 29 días.

El kirchnerismo le frenó la postergación al PRO en una maniobra en la que pretendía delegar en  Macri la voluntad de correr las elecciones comunales hasta octubre, para así, poder competir con las presidenciales de octubre. Sucede que el primer mandatario porteó no ha definido todavía si su segunda postulación a Jefe de Gobierno de la Ciudad la jugará en las presidenciales. Para meditar al respecto, emprende mañana un corto viaje a París.

En tanto, luego de la fallida sesión legislativa, viernes pasado, los dirigentes del macrismo se reunieron para analizar el engranaje de medidas posibles, donde se barajó la posibilidad anunciar por decreto del Ejecutivo una nueva fecha de convocatoria a elecciones  comunales. A la reunión, que se llevó a cabo en un lujoso hotel porteño, cercano al palacio municipal, asistieron, entre otros, Horacio Rodríguez Larreta, José Torello; el responsable de Legal y técnica, Pablo Clusellas; el titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, Martín Ocampo, el jefe de la bancada, Cristian Ritondo y el subsecretario de Justicia, Daniel Presti.

El grupo terminó animado con la idea de llevarle a Macri la certeza de que “ganamos en todas las comunas” y que “será un triunfo que rebote en la elección a jefe de Gobierno”. En este sentido, los sectores que más reclaman que se respete la fecha de junio: la Coalición Cívica y Proyecto Sur, son los que se verían más complicados a la hora de armar la lista de candidatos comunales, dado que esto requiere la presencia de los mismos en los barrios y la fiscalización de los comicios a razón de más de cinco mil voluntarios para toda la Capital Federal. Más aún, partidos con poca representación que no podrían cubrir todos los barrios.

Dentro del PRO, inclusive, aún no descartan la posibilidad de que Macri se decida por mantener las normas como están y que la elección a jefe de Gobierno y legisladores se celebre en una fecha distinta de la elección nacional a presidente y diputados, contrariando al kirchnerismo que busca atar las candidaturas locales a las nacionales de octubre.