SALVAR AL CINE TEATRO URQUIZA

“Parque Patricios se está trasformando en un lugar peligroso para vivir, luego de las seis de la tarde no queda gente en la calle, los negocios del barrio están desapareciendo y también la vida en comunidad”, señaló una vecina en una reunión de la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico de la Legislatura Porteña. Lo hizo en defensa de un proyecto que, minutos después,  fue  desechado por legisladores del oficialismo: catalogar al Cine Teatro Urquiza como parte del patrimonio edilicio Ciudad.

Karina Cicovin no fue la única vecina que se expresó en favor del proyecto de protección y recuperación del Cine Teatro, lo hicieron también el arquitecto Luis Lanza; Octavio Martín; Carlos Blanco arquitecto miembro de la organización Basta de Demoler; Bárbara Rossen, funcionaria de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad; Laura Weber, arquitecta miembro de la Comisión Nacional de Monumentos de Lugares y de Bienes Históricos;  Andrea Carricaburu  miembro FECOBA – Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires;  los Legisladores Roy Cortina y Javier Andrade;  el ingeniero Manuel Vila García, presidente de Foro de la Memoria; Raúl Bascoy, presidente de la Asociación de comerciantes, empresarios y amigos de Parque Patricios y Roberto Zatelli, presidente de la mutual de veteranos Club Atlético Huracán. Todos ellos argumentaron a favor del resguardo edilicio y patrimonial del Cine Teatro Urquiza.
El Pro en cambio, tuvo un sólo orador que no argumentó, leyó el informe remitido por el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales de la Ciudad que desestima la catalogación del inmueble.
Luego de esta desestimación, los proyectos pasaran a ser tratados por la Comisión de Planeamiento. Allí, vecinos, funcionarios y organizaciones sociales, reclamarán nuevamente que el Estado de protección al inmueble y canalice el uso cultural que el barrio reclama.

El Cine Teatro Urquiza, ubicado en Av. Caseros 2826, abrió sus puertas en 1926 y se convirtió  el faro cultural de la zona sur de la Ciudad. Por su escenario pasaron artistas de envergadura como: Carlos Gardel, Tita Merello, Azucena Maizani, Aníbal Troilo, Agustín Magaldi y Armando Rolón. Y en su sala se proyectaron cientos de películas, entre ellas “Tango” de Luis Moglia Barth, la primera película sonora argentina.

Desde 2013 vecinos de Parque Patricios intentan recuperar el Cine Teatro Urquiza, con el objetivo de poner esa sala en actividad para la comunidad barrial. Por entonces, evitaron que el edificio  fuera demolido, iniciaron los trámites pertinentes para preservar el inmueble y consiguieron que el año pasado ingresaran dos proyectos de ley para catalogar el inmueble como bien patrimonial y sujeto a expropiación. Uno de ellos de autoría de los diputados Pablo Ferreyra y Javier Gentillini. Y otro, del defensor del Pueblo,  Alejandro Amor.  Ambos quedaron desechados luego de la reunión de diputados de la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico de la Legislatura Porteña que se celebró el pasado jueves 27 de abril.

“Como vecinos de Parque Patricios, solo nos queda expresar nuestra indignación y denunciar públicamente el vergonzoso accionar del bloque PRO que no está cumpliendo con sus deberes como funcionarios públicos y a el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales por su falta de ética profesional en el informe desestimación patrimonial realizado”, expresan en un comunicado, donde también afirman que el informe del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales de la Ciudad carece de seriedad y profesionalismo: “tranquilamente lo pudo haber hecho cualquier niño desde google maps en alguna computadora hogareña o desde un teléfono celular y que con ese mismo criterio podrían desestimar el Coliseo Romano por su estado”.

Aseguran que el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales de la Ciudad “Es una área integrada por corporaciones que están metidas en el negocio inmobiliario de la ciudad, en el tema de construcción y demolición. Es un sistema perfecto: El CAAP desestima el valor patrimonial de los inmuebles, los legisladores Pro se apoyan en estos informes para voltear proyectos de Ley, y la Dirección General de Interpretación Urbanística, da las autorizaciones necesarias para demoler. De hecho, el arquitecto Guillermo José Bugarin es el presidente del CAAP y de la DGIUR”, señalan en el comunicado.

Bárbara Rossen, subsecretaria Derechos Urbanos, Espacio Público y Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo, subrayó: “El archivo del proyecto de catalogación pone en serio riesgo de demolición al inmueble dada la voluntad del actual propietario de construir un edificio en ese lugar”.

En este sentido, tanto el Código de la Edificación, como la Ley Nacional 14.800, contemplan que en los casos de demolición total o parcial de teatros o cines teatros el Estado tiene la obligación de construir en el nuevo edificio una sala de características similares.

Por su parte la UNESCO determina que para definir la calificación patrimonial de un lugar, no sólo cuentan los valores arquitectónicos: Hay que definir además, si está integrado a la memoria de la zona, cómo se ha integrado y qué hechos importantes ocurrieron en ese lugar.

También  la Constitución de la Ciudad, garantiza la preservación, recuperación y difusión del patrimonio cultural, cualquiera sea su régimen jurídico y titularidad, la memoria y la historia de la ciudad y sus barrios.

En tanto, la Ley de Comunas Nº 1777,  garantiza: “Preservar, recuperar, proteger y difundir el patrimonio y la identidad cultural de los distintos barrios”.

Por su parte, en declaraciones a la prensa, el vicejefe de Gobierno,  se manifestó a favor de la recuperación del Cine Teatro Urquiza, aseguró que el Gobierno está trabajando en ello y barajó la posibilidad de que el edificio sea expropiado.